Martha, una trabajadora persistente y exitosa en Australia

Por Brigitte Trujillo

 

Martha León es la marketing specialist y una de las student counsellors de Study Up. Esta colombiana de 34 años y profesional en mercadeo dejó su país hace casi tres años luego de trabajar durante 12 años en el sector financiero en la área comercial. Viajó a Melbourne, Australia con el sueño de aprender inglés en un lugar donde lo hablaran pues estaba cansada de hacer cursos y no ver resultados.

 

Sus planes coincidieron con los de su mejor amiga y la prima de ella, así que las tres decidieron empezar el proceso y durante un año estuvieron averiguando en agencias, colegios y con amigos cercanos qué posibilidades tenían. Finalmente, optaron por Australia y viajaron juntas en septiembre del 2016.

 

“Me tomó tiempo tomar esa decisión pero finalmente lo hice. Igual no fue nada fácil ni para mí ni para mi familia, sobre todo porque disfrutaba mucho lo que hacía, económicamente estaba muy bien y en ese entonces ya tenía 12 años de experiencia laboral”, confiesa Martha.

 

Además de eso, salir un poco de la monotonía, tener un estilo de vida diferente y aspectos de su vida personal llevaron a Martha a decirle que sí a Australia. 

 

Una vez llegaron a Melbourne, Martha y sus amigas empezaron a vivir y estudiar en el mismo lugar. Martha dice que muchos le decían que la relación entre las tres se podría deteriorar por el hecho de que iban a compartir el mismo techo pero, según cuenta, se fortaleció cada vez más.

 

“Definitivamente contar con ellas hizo mi experiencia diferente porque entre nosotras siempre hubo apoyo, tanto económico como emocional. Sin embargo, el hecho de haber viajado juntas también tuvo sus contras. Por ejemplo, cuando llegas solo a un país que no conoces, sabes que tienes que defenderte pero cuando estás con alguien sabes que si tú no lo haces, la otra persona lo hará por ti y eso nos pasó mucho sobre todo en el tema de ubicación. A mí me costó demasiado. Me dejabas en la esquina y yo ya estaba perdida (risas)”, relata.

 

Por otro lado, las tres estudiaban en el mismo colegio pero en salones distintos ya que cada una tenía un nivel de inglés diferente. Martha empezó en nivel básico (elementary) y, durante un año, afirma que tuvo un gran avance. “Sé que nunca dejaré de aprender porque cada día sé algo nuevo, hablo con diferentes personas y me doy cuenta que no se trata solo de gramática y escritura, se trata también de saber hablar y reconocer acentos”, agrega.

 

Igualmente, Martha asegura que durante su aprendizaje de inglés le ha servido mucho tener la mejor actitud. En vez de que su nivel de inglés la limitara, Martha lo vio como una oportunidad para dejar la pena y el miedo y simplemente hablar, así se equivocara. Entonces con frecuencia iba a las clases de speaking del colegio, o se unía a las diferentes actividades de intercambio de idiomas que hacen en la ciudad. Eso, además de ayudarle a mejorar su inglés, le permitió conocer muchas personas y otras culturas.

 

Desde los 16 años de edad, Martha ha sido una trabajadora incansable y por fortuna siempre ha tenido trabajo. Por supuesto, Australia no podía ser la excepción y definitivamente su buena energía y actitud han sido sus mejores aliados. Después de dos semanas de estar en el país de los canguros, por medio de un amigo, Martha logró conseguir una entrevista para trabajar como cleaner en una escuela de primaria. 

 

“Fue duro porque era mi primera entrevista en inglés y era obvio que en 15 días no iba a haber mucho avance en mi nivel. Sin embargo fui a la entrevista con un señor griego, conversamos y bueno, creo que ni él me entendido ni yo a él (risas) pero al final me dio las llaves del lugar entonces ahí supe que me había dado el trabajo (risas). Creo que mi actitud y mi sonrisa influyeron mucho”, recuerda Martha.

 

Desde el comienzo, Martha decidió tener solo ese trabajo. Lo prefirió así porque su prioridad siempre fue estudiar inglés. Entonces cuando salía de sus clases en las tardes se iba a su trabajo y así lo hizo durante un año.

 

Martha es hija única y extrañaba mucho a su familia, por eso, después de haber estado un año en Australia, viajó a Colombia a reunirse con ellos. Más adelante, regresó a Australia, y prácticamente volvió a empezar pues su trabajo ya lo había tomado otra persona y por otra parte iniciaba un curso vocacional en negocios internacionales. 

 

En cuanto a sus amigas, con el paso del tiempo cada una tomó un rumbo distinto aunque Martha dice que eso no fue un impedimento para que se siguieran apoyando entre sí, aun si estaban separadas. De hecho, hace poco la prima de su mejor amiga se regresó a Colombia y asegura que fue muy duro decir adiós. “Fue difícil despedirla porque creamos lazos de amistad muy fuertes, ellas se convirtieron en mi familia australiana”, confiesa.

 

Al retomar su vida en Australia, Martha acudió nuevamente a sus contactos para encontrar trabajo. Esta vez, gracias a otro amigo, logró conseguir uno en un restaurante italiano como kitchen hand o ayudante de cocina. 

 

Por supuesto, era algo totalmente nuevo para ella pero a la vez fue muy productivo porque tuvo la oportunidad de practicar más su inglés debido a que trabajaba con australianos, italianos, portugueses, entre otras nacionalidades. “Allá trabajé durante un año y medio. Fue muy pesado y físicamente agotador pero me gustaba el ambiente, también las personas con las que compartía, me encariñé con ese trabajo y además aprendí de cocina, un tema del que no sabía nada”, dice Martha.

 

Cuando Martha llevaba cuatro meses en Melbourne y se acercaba el tiempo de extender su visa, por recomendación de un amigo, conoció StudyUp y a su CEO, Sandra Suazo. Terminó haciendo el proceso de renovación de visa con esta agencia y siguió en contacto con Sandra. Luego de un lapso, Sandra la contactó y le ofreció trabajar como freelance para StudyUp. Martha aceptó y después de un mes empezó a trabajar directamente en las oficinas de la agencia. 

 

“Sandra sabía que yo había trabajado muchos años en el sector comercial y creyó en mis capacidades”, cuenta. Después de un tiempo, Martha se fue nuevamente de vacaciones, luego regresó a Australia, renunció a su trabajo en el restaurante y decidió dedicarse 100% a StudyUp. Hoy Martha es la encargada de manejar las redes sociales de StudyUp, y además de eso asesora a los estudiantes que los contactan fuera de Australia. 

 

“Trabajar en StudyUp ha sido una bendición y una experiencia diferente en Australia. Es algo más profesional y que va mucho más acorde a mi carrera. A mí me apasiona el servicio y eso es lo que hago acá. Sumado a eso, mi estilo de vida cambió completamente”. Martha además agrega, “me gusta interactuar con los estudiantes de la agencia, conocer sus propósitos y ayudarlos a convertir el sueño de venir a Australia en una realidad. De verdad que es muy satisfactorio para mí recibirlos aquí una vez completan su proceso de visa”.

 

Martha asegura que aunque ha tenido altibajos en estos casi tres años en Australia, en general ha tenido una experiencia muy positiva, y su historia lo confirma. Además de trabajar con StudyUp, actualmente Martha está estudiando un Diploma en Leadership and Management y cuenta que si tiene la oportunidad de quedarse un poco más en este país, sin duda lo hará.

 

Cinco + 

 

Study Up: ¿Por qué Australia?

 

Martha: Australia es un país que sorprende. Algo que me gusta mucho es que siempre tienes opciones para hacer algo diferente. Me encanta conocer restaurantes nuevos, y aquí hay muchos cafés y bares. Por ejemplo, esos lugares que encuentras en calles escondidas o hidden streets me encantan. También me gusta ir a los diferentes festivales, disfrutar de las reservas naturales, playas, pueblos cercanos a Melbourne y sus alrededores. Otra cosas muy positiva de este país es que por ser tan multicultural, los australianos son muy pacientes con aquellos cuyo idioma nativo no es el inglés, ellos entienden que estamos aprendiendo.

 

Study Up: ¿Qué ha sido lo más difícil de estar en Australia?

 

Martha: Lo más difícil ha sido estar lejos de mi familia y seres queridos.

 

Study Up: ¿Qué te ha enseñado Australia?

 

Martha: Muchas cosas. Primero, a aprovechar el día a día y disfrutar de cada experiencia. Segundo, me enseñó a salir de la rutina, tomar riesgos que me han dado la oportunidad de tener una visión más amplia del mundo y de conocer otros medios y otras industrias en donde me he podido desarrollar. Esto ha sido muy valioso. Tercero, sin duda, la calidad de vida, las oportunidades y la igualdad social son de resaltar. Adicionalmente, haber conocido tantas personas especiales  con quienes he compartido momentos maravillosos y quienes han iluminado mi vida y han puesto una sonrisa en mi rostro. 

 

Study Up: ¿Qué lugares has visitado en el tiempo que llevas en Australia?

 

Martha: Muchos lugares alrededor de Melbourne, Tasmania, Sydney, Brisbane, Gold Coast, Byron Bay, Newcastle, Sunshine Coast, Noosa, Cairns, China y Japón. Por supuesto, tengo planes de viajar pronto a otros sitios.

 

Study Up: ¿Qué consejo le darías a alguien que está pensando en venir a estudiar a Australia?

 

Martha: Le diría que aunque todos le tememos a lo que desconocemos es importante dejar esos miedos atrás, arriesgarse y tomar la decisión. Sin duda, el aprender una nueva lengua, conocer otras culturas, hacer amigos de muchas partes del mundo es absolutamente enriquecedor en todos los aspectos de la vida. Una vez que tomas la decisión, si las cosas son para ti, todo se va dando y fluye sin presiones. Y sin importar por cuánto tiempo vengas a Australia, la experiencia será absolutamente maravillosa. Finalmente lo peor que puede pasar es que te enamores de este país y quieras quedarte por mucho tiempo más.

One Comment

  1. Marly Valverde-Reply
    17 Julio, 2019 at 12:09 am

    Marthica te felicito y sé que vienen muchas Bendiciones más para Ti, siempre con tu actitud y responsabilidad lo alcanzarás, disfruta mucho un abrazo grande!

Leave A Comment