Después de recibir la buena noticia de una visa aprobada, el siguiente paso es encontrar un lugar donde vivir. Australia ofrece diversas opciones, entre las que se encuentran “homestays” o casas de familia; hoteles y hostales; habitación privada o compartida; o una casa o apartamento para vivir solo o compartir con otras personas.

Homestays o casas de familia

Un homestay es básicamente una casa de familia donde el estudiante, primero, tiene la oportunidad de familiarizarse con el inglés, hacer intercambio cultural, y, además, conocer más de cerca cómo es vivir con una familia australiana, sus costumbres, su día a día, su estilo de vida, etc. Segundo, dependiendo de lo acordado con la familia, el estudiante puede contar con tres comidas al día; y tercero, tiene su propia habitación amoblada. Igualmente, por lo regular, servicios como el agua, gas, energía, Netflix, tv, y wifi están incluidos en el pago.

Esta alternativa es muy recomendada para aquellos estudiantes que viajan por primera vez a Australia, sobre todo para el primer mes de estadía. El costo de homestay varía dependiendo del    tipo de habitación, comida y otros servicios pero el precio puede estar entre los $250 y $350 AUD por semana.

Student accomodation o alojamientos para estudiantes

Este tipo de vivienda es también una buena opción para quienes viajan por primera vez al país oceánico. Esta clase de hospedaje está diseñada para alojar estudiantes internacionales y locales. Por lo general, como en los homestays, el arriendo y los servicios básicos están incluidos en el precio mensual o semanal. Igualmente, además de habitaciones privadas, estas residencias ofrecen cuartos compartidos amoblados, y, en ciertos sitios, el servicio de alimentación.

Usualmente, estos lugares se encuentran ubicados cerca a universidades e instituciones educativas. Vivir en este tipo de hospedaje es también una excelente posibilidad para hacer amigos de otros países, y participar en actividades turísticas organizadas por el centro donde te quedes. Por otro lado, algunos de estos alojamientos cuentan en el mismo edificio con gimnasio, zonas de entretenimiento, áreas para hacer BBQ o asados, terrazas, entre otros servicios. Finalmente, los costos pueden estar entre los $200 y $500 AUD a la semana.

Hoteles y hostales

Quedarse en un hotel u hostal es otra opción de estadía que muchos estudiantes escogen para sus primeros días o semanas en Australia. En el caso de los hoteles, el precio tiende a variar, dependiendo de dónde esté ubicado, la temporada y las comodidades que ofrezca. Mientras tanto, los hostales pueden ser más económicos, están diseñados para alojar especialmente turistas y estudiantes de manera temporal. Hoy en día, existen infinidad de aplicaciones para dispositivos móviles y páginas de internet donde el estudiante puede cotizar y elegir la opción que más encaje en sus posibilidades. Los precios, por noche, pueden estar entre los $20 y $250 AUD en adelante.

Habitación/casa o apartamento privada(o) o compartida(o)

Esta es, sin duda, una de las alternativas de viviendas más usadas por los estudiantes internacionales, en especial para quienes buscan independencia, precios más económicos, y vivir con australianos o gente con la que puedan practicar su inglés y hacer intercambio cultural.

En la mayoría de los casos, un grupo de amigos o personas con intereses comunes toman en arriendo una casa o apartamento, y comparten las áreas comunes, gastos de renta y servicios. En otros, con el fin de ahorrar un poco más, el estudiante opta por compartir una habitación con alguien más, y, a la vez, las demás zonas y consumos en la vivienda. Igualmente, para quienes prefieren más privacidad, también existe la posibilidad de alquilar un lugar con un solo cuarto, cocina, y baño.

Ahora bien, a la hora de arrendar una casa o apartamento, hay varios aspectos que se deben tener en cuenta:

  1. Visita una real state agency o agencia inmobiliaria. Estas oficinas ofrecen diferentes opciones para arrendar una casa o apartamento. Para más información, puedes ingresar a estos sitios de internet: www.realestate.com.au o www.domain.com.au.
  2. Es fundamental que consideres para aplicar al arriendo de una casa o apartamento, requieres de una serie de documentos como referencias, desprendieres de pago de tu empleo, documentos de identidad, y, si aplica, un historial de otros lugares que hayas tomado en arriendo.
  3. Si solo estás interesado en alquilar una habitación, a través de distintas páginas web como www.flatmatefinders.com.au o www.flatmates.com.au; grupos de Facebook; y anuncios en tu colegio o universidad puedes enterarte de los lugares que están en arriendo.
  4. Haz inspecciones del lugar antes de tomarlo. Esto es importante porque así podrás definir si está bien ubicado, si hay transporte público cerca o parqueaderos, si el lugar es cómodo, si está amoblado o no, si es como aparece en las fotos que lo promocionan, si el suburbio o barrio es seguro, también, si cuenta con los servicios básicos, etc. Además, es una oportunidad para conocer a las personas con quienes compartirías la casa o apartamento, en caso de que tu opción no sea vivir solo.   
  5. En la mayoría de sitios, antes de rentar, se requiere de un contrato directo con la agencia inmobiliaria o con el dueño de la casa o apartamento. En otras, el contrato es verbal y se pide un mínimo de estadía. Por otro lado, es común que además del mes o la semana de arriendo, las agencias o los propietarios de la vivienda cobren un bond o bono que sería reembolsado una vez el tiempo de estadía termine. En algunos casos, el bond puede ser un mes o unas semanas de arriendo y en la ocasión de que haya un daño en el inmueble, solo un porcentaje sería devuelto.

Algunos consejos…

  • Los homestays y residencias estudiantiles pueden ser la mejor opción, si es la primera que viajas a Australia. Es importante que antes de elegir lo que más te convenga te asesores con tu agencia o colegio.
  • Si buscas estadía en páginas de internet o aplicaciones móviles, toma todas las precauciones para evitar posibles estafas, confirma que sean seguras, busca referencias, cotiza en diferentes sitios, y haz todas las preguntas que tengas.
  • A pesar de que el alojamiento privado o compartido son de las opciones más usadas, aconsejamos que lo consideres como vivienda, pero una vez estás en Australia. La razón: evitas fraudes y tienes contacto directo con la agencia o la persona que te arrendará el lugar.
  • Evita quedarte en una casa o apartamento donde vivan más de 2 personas en cada habitación. Esta acción es ilegal en Australia y aquellos que aceptan vivir en estas condiciones pueden estar pagando más de lo normal.
  • Australia cuenta con regulaciones dedicadas exclusivamente a temas de vivienda. Estas incluyen deberes y derechos del consumidor cuyo contenido varía dependiendo del estado donde vivas. Algunas son Consumer Affairs Victoria; NSW Fair Trading y Tenants Advice & Advocacy Services NSW; Tenants Queensland and Residential Tenancies Authority; WA Department of Commerce and Tenancy WA; Consumer y Business Services (CBS) and Tenants Information and Advisory Service; etc.
  • Todos tienen la posibilidad de conseguir el lugar que se ajuste a sus necesidades, solo ten paciencia, asesórate bien, reúne los requisitos y, sobre todo, no olvides disfrutar de esta aventura. Precisamente StudyUp Australia está para acompañarte en este proceso y guiarte de la mejor manera.