Sergio, un forastero que lleva casi una década viviendo fuera de su país pero cumpliendo sueños

Por Brigitte Trujillo

Sergio Moreno es un colombiano de 25 años, Licenciado en Relaciones Públicas, que después de ocho años de vivir en Argentina, decidió cambiar de rumbo y mudarse a Sydney, Australia a hacer realidad un sueño que tenía pendiente desde hacía tiempo: estudiar inglés.

“Después de una larga temporada viviendo en Argentina y ya con residencia permanente, mi vida dio un giro porque terminé con mi novia, hubo un recorte de personal en la empresa y me despidieron del trabajo, y en consecuencia no pude completar el proceso de ciudadanía argentina. Sin embargo, eso no me frenó para continuar con mis planes y, en cambio, lo vi como una oportunidad para tomar la decisión de venirme para Australia”, cuenta Sergio.

Sergio siempre ha sido planificador. Le gusta pensar con anticipación qué va a hacer y para dónde va. De hecho, mucho antes de terminar su bachillerato o secundaria en Colombia, ya sabía que quería hacer una carrera universitaria en otro país, buscaba marcar la diferencia.

Inicialmente, quiso estudiar medicina en Cuba pero después de investigar a fondo cambió de parecer y se fue para Argentina. Tenía una amiga allí, y se sintió atraído por la calidad de educación en ese país. Entonces, una vez terminó el colegio, a los 17 años de edad, Sergio se fue a Buenos Aires.

“Fue muy complicado porque tuve muchos cambios al tiempo. Salí del colegio, me mudé a otro país, en seguida ingresé a la universidad, conocí personas diferentes y empecé a vivir solo”, confiesa.

Estando en Buenos Aires, estudió medicina por un tiempo pero se desencantó y decidió cambiar tanto de universidad como de carrera. Posteriormente empezó sus estudios en Licenciatura de Relaciones Públicas en la Fundación UADE. En el 2016 se graduó y continuó trabajando en una multinacional italo-argentina en la área de atención al cliente.

Tiempo después, Sergio quiso continuar con sus proyectos y aunque quería viajar a otro país a estudiar inglés tenía muy claro que contar con un apoyo y alguien que lo guiara era un aspecto fundamental antes de tomar cualquier decisión. Por lo tanto, contactó a su prima que vive en Sydney, y se convenció de que Australia sería su próximo destino.

“Me gustó la idea de que no solo podía estudiar sino también trabajar legalmente en distintas cosas. Igualmente tenía claro que iba a ser complicado trabajar en una área donde no pudiera desempeñar mi profesión pero creo que eso pasa en Australia y en cualquier otra parte del mundo”, afirma Sergio.

Semanas después, Sergio dejó todo organizado en Argentina y viajó a Colombia a compartir con su familia y amigos y, al mismo tiempo, empezó el proceso de su visa australiana con StudyUp.

Sorprendentemente, el mismo día que Sergio aplicó a su visa, esta fue aprobada. “Tanto la agencia como yo estábamos asombrados por la rapidez de la respuesta. Esperábamos que se demoraran más, al menos un mes, pero fui muy afortunado porque eso me dio tiempo para comprar los pasajes de avión a un buen precio”, cuenta Sergio.

Sergio comenzó a hacer maleta, compró pasajes y en febrero del 2019 viajó a Sydney, lugar donde vive actualmente. Se encontró con su prima, una persona que lo ha apoyado desde que llegó. “Desde entonces es mi prima quien me asesora, al igual que Sandra Suazo, CEO de StudyUp, con quien puedo hablar sin importar que no estemos en la misma ciudad”, dice.

Viajó varios días antes de empezar su curso de inglés porque quería adaptarse al horario de su nuevo hogar. También estaba interesado en conocer la ciudad y familiarizarse con la ruta de transporte desde su casa hasta el colegio. “Me preocupaba un poco tener problemas con el horario por las 15 horas de diferencia entre Colombia y Australia pero lo pude manejar, sobre todo porque en los primeros días de mi llegada ya estaba trabajando (gracias a mi prima) y eso me impedía dormir en el día”, añade.

Sergio además cuenta que una vez empezó su curso de inglés, le gustó mucho encontrarse con gente de diferentes partes del mundo como China, Japón, Tailandia, Brasil, Colombia, entre otros lugares. Igualmente, asegura que tener profesores de distintas nacionalidades como Irlanda, Irak y Australia le ha permitido educar el oído y acostumbrarse a los diversos acentos.

Asimismo, Sergio ha tenido la posibilidad de hacer amigos de sitios como Francia, Japón, China, Tailandia, Laos, Filipinas, y Brasil con quienes al menos cada fin de semana hacen planes para conocer la ciudad y sus alrededores. “Nos gusta ir a la playa o a lugares turísticos y si no hay mucho dinero, nos reunimos en la casa alguien, tomamos y/o comemos algo y practicamos inglés”, expresa.

No obstante, Sergio ha tenido que despedirse de uno que otro amigo que solo vienen a Australia por una temporada y semanas o meses después se regresan a sus países. “Eso da cierta nostalgia porque uno se siente solo y tiene que volver a hacer amigos. Tener amigos acá es importante porque se convierten en tu familia”, admite Sergio.

“Aquí uno se encuentra con gente que está viviendo la misma experiencia que uno, todos pasamos por momentos difíciles, queremos conseguir un trabajo, extrañamos a la familia, y sabiendo que hay esas cosas en común, nos apoyamos entre nosotros mismos. En algunos casos, forjas vínculos muy fuertes y terminan siendo tus hermanos”, puntualiza.

Hoy el colombiano lleva 3 meses de esta experiencia que, en general, describe como muy enriquecedora. Gracias al apoyo de su prima, trabaja como cleaner (limpiador) tres horas diarias de lunes a viernes en un edificio. “Nunca había trabajado como cleaner, siempre había hecho trabajos más administrativos. Pero todos esos cambios hacen parte del proceso y pues ya venía con la mentalidad de que una vez llegara acá, tenía que trabajar en lo que fuera. Desde que haya trabajo y sea legal, no le veo problema”, afirma.

Aunque es inevitable, Sergio trata de no hacer comparaciones entre Argentina y Australia. Dice que si las hiciera, no compraría nada ni se daría gustos pues claramente ambos son países completamente diferentes. Entonces prefiere concentrarse en no solo estudiar sino también en trabajar para poder ahorrar, una ventaja que él considera que tiene Australia.

También, Sergio ratifica que a pesar del corto tiempo que lleva en Australia se ha dado cuenta que aunque fue difícil dejar su vida en Argentina, no se arrepiente de haber venido al país de los canguros a perseguir un sueño.

Cinco +

StudyUp: ¿Qué es lo que más te ha gustado de Sydney?

Sergio: Una de las cosas que más me han gustado de vivir en Sydney es tener la playa cerca, eso me parece una locura. Siempre había querido vivir en una ciudad así.

Study Up: ¿Qué no te ha gustado?

Sergio: Más que no gustarme, me ha costado acostumbrarme a manejar del otro lado así como estar pendiente a la hora de cruzar la calle o caminar a mi lado izquierdo. Acá todo es como al revés (risas). Por otro lado, el transporte en Sydney me ha parecido un poco costoso y las opciones de viaje en las horas de la noche pueden exigirte más tiempo del que necesitas.

Study Up: ¿Qué planeas hacer después de tu curso de inglés?

Sergio: Me gustaría volver a Buenos Aires porque allá tengo muchos amigos y la experiencia que tuve me gustó mucho pero por ahora estaré acá en Australia. De hecho, estoy asesorándome con un agente migratorio para resolver si tengo opciones de aplicar a un visado permanente en Australia.

Study Up: ¿Cómo ha sido el apoyo de tu familia en este proceso?

Sergio: Ellos siempre me han apoyado en mis sueños y proyectos. Soy muy apegado a ellos y aunque nos extrañamos mutuamente, afortunadamente existen las videollamadas y chats para mantener ese vínculo y comunicarnos.

StudyUp: ¿Qué lugares te gustaría conocer próximamente?

Sergio: Tailandia, China, Japón, Gold Coast, Melbourne, Tasmania, entre otros.