“Soy adicta a romper mis miedos”, Cinthia García

Por Brigitte Trujillo

Cinthia García, como muchos otros, decidió viajar a Australia no solo para salir de su zona de confort sino también porque quiso enfrentar sus miedos, algo que años atrás y por circunstancias de su vida, quizá no habría hecho.

Desde noviembre del 2018, esta peruana de 31 años vive en Melbourne, Australia, una ciudad cuyo arte y diversidad la atrajeron desde el primer momento. Antes de venir al país oceánico, Cinthia vivía en Lima, Perú. Como dice, no le faltaba nada, era feliz y meses atrás la habían ascendido en su trabajo. Sin embargo, buscaba algo más, quería seguir enfrentando miedos, un proceso que ella misma reconoce como casi una adicción. 

Además de su vida en Perú, Cinthia también llevaba una vida de viajera. En sus veinte, se dejó llevar por el espíritu trotamundos en su familia y empezó a volar a Estados Unidos (lugar donde vive su papá); luego a Brasil (el primer sitio a donde viajó sola); más tarde a México; y después pasó por Europa. 

“Me encanta conocer la diversidad en culturas, los distintos aromas, colores, y cómo son las personas en diferentes países. Los viajes que he hecho han sido mis maestros. En todos he hecho amigos, he aprendido la importancia de vivir el aquí y el ahora, y que en este presente puedo lograr lo que quiera y competir pero conmigo misma”, asegura Cinthia. 

Para Cinthia no fue fácil dejar su país; su familia, en especial su mamá y su abuela; sus amigos; su trabajo y prácticamente su vida pero quiso seguir sus ambiciones y crear algo para ella, vivir una nueva experiencia en otro país, y más en un instante en el que no tenía nada que la atara.

“Desde hace un tiempo, uno de mis objetivos en la vida se basó en enfrentar mis miedos. Entonces, primero, tuve miedo a vivir sola, salir de la casa de mi mamá y ser independiente pero al final lo pude manejar. Luego, tuve miedo a viajar sola y contra todo pronóstico, lo logré. Esta vez, decidí escalar más y vivir una temporada en un país lejano donde pudiera mejorar mi inglés. También quería estar en una ciudad grande que fuera cosmopolita y que estuviera cerca al mar. Por otro lado, acababa de cumplir 30, entonces creo que me dio la crisis de los 30 (risas). En fin, finalmente lo hice, vine aquí a ser una más y ha valido mucho la pena”, comparte Cinthia.

Al principio, su mejor amiga, una colombiana con la que vivió por una temporada en el mismo departamento en Perú, fue quien la empezó a animar a que se fueran para Australia pero más adelante, su amiga se inclinó por otro camino y Cinthia terminó viajando sola. Se fue a un país de islas y mar, ambientes que inexplicablemente son sus destinos predilectos a la hora de viajar. 

 En Lima, Cinthia estudió Comunicación Social y se especializó en Publicidad y Marketing. Trabajó por años en el sector de la educación y en temas sociales. Su último rol consistió, entre otras cosas, en ser un puente para que personas, con pocos recursos económicos, pudieran acceder a becas para estudiar una carrera universitaria. Cinthia cuenta que este trabajo lo disfrutaba mucho porque además de que hacía una labor social, tenía contacto con muchas personas y eso siempre le ha gustado.

Cinthia es de esas personas que hace amigos en casi todos los lados a los que va. Por eso, de sus viajes no solo le han quedado recuerdos sino amigos de todas partes del mundo. Por supuesto Australia no fue la excepción pues gracias a una conversación casual que tuvo con una colombiana, quien hoy es una de sus amigas más cercanas, logró conseguir trabajo en StudyUp, casi dos meses después de haber llegado a Melbourne.

Como todo nuevo estudiante, Cinthia debía hacer varios trámites, como por ejemplo, la apertura de su cuenta bancaria. Entonces, mientras esperaba a que la llamaran para completar dicho proceso en el banco, a su lado había una persona que escuchó hablar en español. Cinthia le empezó a hablar y en medio de la charla, su nueva amiga le sugirió que fuera a StudyUp para que la asesoraran con la obtención del Tax File Number. Cinthia le hizo caso y fue ahí donde conoció a Sandra Suazo, CEO de esta agencia.

“Sandra me preguntó a qué me dedicaba en Perú antes de viajar a Australia. Le conté y   a ella le llamo la atención que tuviera experiencia en la área educativa y de marketing porque precisamente estaba buscando expandir su mercado en Perú. Eso fue en diciembre de 2018, entonces me propuso que nos reuniéramos nuevamente en enero y desde entonces hago parte del equipo de StudyUp”, relata Cinthia.

Cinthia es una de las consejeras estudiantiles de StudyUp y una de sus misiones es abrir más el mercado peruano. “Hasta el momento, hemos tenido bastantes estudiantes que han venido directamente desde Lima y seguimos creciendo”, afirma Cinthia. 

Igualmente agrega, “me gusta tener contacto con esas personas que planean venir a Australia porque cada uno de ellos tienen sueños e historias diferentes. Muy pocos saben que venir acá es un esfuerzo, no solo económico sino también se trata de dejar una vida, y volver a empezar. Entonces es ahí donde yo le ayudo a entender a los estudiantes que así como otras personas y yo dejamos todo y pudimos volver a empezar desde cero, eso quiere decir que ellos también pueden hacerlo. Además que el equipo con el que trabajo es hermoso. Cada persona es una pieza importante. Sandra ha logrado juntar ese rompecabezas y cada una de nosotras aporta algo distinto al equipo”.

Muchas personas le advirtieron a Cinthia que los primeros meses en Australia se sentiría sola y quizá un poco triste pero ella misma cuenta que le sucedió lo contrario y además, siempre se cruzó con ángeles en el camino. 

Por ejemplo, al comienzo, vivió en un lugar que rentó a través de Airbnb, el cual dice que resultó muy costoso pero por suerte, tiempo después, se encontró con unos colombianos que estaban arrendando una habitación y se mudó con ellos. Igualmente, rápidamente empezó a hacer amigos y en el primer mes de su llegada ya había conocido dos reconocidos lugares en Australia: el Parque Nacional de Grampians, y Wilsons Promontory. Adicional a eso, antes de trabajar con StudyUp, Cinthia encontró un rol como mesera en un restaurante italiano y ocasionalmente vendía comida latina en un food track.

“Definitivamente atraemos lo que somos y la vida siempre va a poner en tu camino las personas indicadas pero hay que tener los objetivos claros y confiar y creo que eso me ha servido en este tiempo que llevo en Australia. Además los amigos que he hecho me han demostrado que todo esto ha valido la pena. Una de mis mejores amigas es de Chile y otra es de Japón. Además, tengo amigos brasileros, de Vietnam, Korea del Sur, entre otros”, puntualiza. 

Cinthia llegó a Melbourne cuando la primavera terminaba y el verano se asomaba, entonces por primera vez experimentó temperaturas de hasta 46 grados. Ella dice que eso la afectó pero luego se acostumbró. Igualmente, confiesa que se sintió rara durante las festividades navideñas pues debido a la ubicación geográfica y la zona horaria de Australia, la navidad y el año nuevo llegaban primero que en su país y a parte de eso, en vez de ver a su familia sentada en la cena, compartió con sus amigos, quienes hoy son su familia en este país.  

Adicional a eso, Cinthia cuenta que esa diferencia horaria también la afectó en el día de sus cumpleaños, el cual es el 20 de marzo. Cinthia es de aquellas que considera su cumpleaños una de las fechas más importantes y evidentemente, esperaba un desayuno en la cama, y muchas felicitaciones. Pero estando en Australia, no lo sintió así pues muy pocos sabían que ese día era el día de su onomástico y en Perú aun era 19 de marzo. No obstante, a pesar de no haber tenido un día como el que esperaba, se dio cuenta que podía celebrar esta fecha dos veces pues al siguiente día empezó a recibir mensajes de felicitación de sus seres queridos en Perú. 

Por otro lado, Cinthia llegó a Australia a estudiar inglés, en ese entonces dominaba el idioma pero sin duda el inglés australiano era un reto para ella, sobre todo porque los locales cortan mucho las palabras. Sin embargo, también terminó adaptándose.

“En mis clases de inglés, me encontré con gente de Japón, Vietnam, Suiza, Colombia, Chile, Alemania, y otros lugares. Eso me sorprendió mucho. Aunque durante mis viajes conocí personas de distintos países, me impactó poder compartir una clase con compañeros que hablaban otras lenguas, y tenían otras culturas”, cuenta Cinthia. 

Luego de sus clases de inglés general, Cinthia se preparó para presentar el First Certificate of English (FCE). Al final hizo el examen y fue una de las mejores de su clase. Posteriormente, se entrenó para realizar el test de IELTS. Hace unas semanas hizo el examen y obtuvo un resultado muy satisfactorio. 

A pesar de que Cinthia ha disfrutado mucho de este tiempo en Australia, dentro de poco planea mudarse a California, Estados Unidos junto a su papá. Allí es residente permanente y quiere darse una oportunidad en ese país. Asimismo, continuará trabajando con StudyUp pero desde allá. 

“Aún sigo descubriendo cuál es mi camino y quién soy aunque sé que mi esencia está relacionada con los viajes, el marketing, el medio ambiente, la lectura, estudiar, ayudar a otros y apoyar movimientos como el feminismo”, agrega. 

Australia también le ha dado la oportunidad a Cinthia de compartir con mujeres de distintos países como Arabia Saudita. “Por lo regular, las mujeres de allá visten con atuendos que le cubren casi todo el cuerpo. De hecho, una amiga muy cercana es de allá y esa amistad me ha permitido conocer más sobre esa cultura. Por ejemplo, ella no pude celebrar con nosotros el cierre de nuestro curso de inglés sin estar acompañada de algún hombre de su familia, todo porque su religión no se lo permitía. Uno a veces se queja de donde viene y no se da cuenta que en otros lugares la mujer está muy limitada y no es libre. Eso me impresiona y me da motivos para agradecer por tener libertad”, admite.

Cinco + 

Study Up: ¿Por qué elegiste Melbourne?

Cinthia: Porque me gusta mucho el arte, de hecho, soy una fotógrafa frustrada (risas). Además me encanta bailar todo tipo de música ya que desde pequeña estuve muy ligada a las danzas.

StudyUp: ¿Qué ha sido lo más duro de estar lejos de casa?

Cinthia: He extrañado mucho a mi familia y a mi abuelita. Estando acá, mi abuelita se enfermó y estuvo muy mal. Fue duro y estuve bastante preocupada y triste pero ahora ella está mejor. Una de las cosas que me limitaba de venirme acá era separarme de mi familia porque Australia es muy lejos pero esas consecuencias de alejarse de los que queremos por cumplir un sueño vienen de la mano con las decisiones que tomamos.

StudyUp: ¿Qué te ha gustado de Australia?

Cinthia: Me ha gustado darme cuenta que Australia es el lugar al que vienen personas de distintas partes del mundo a lograr sus sueños y este país te recibe y te permite eso. Somos peces que nadamos contra la corriente y aun así llegamos a la meta.

StudyUp: ¿Qué no te ha gustado de Australia?

Cinthia: No me gusta cuando llueve en Australia porque en Lima casi no llueve y no es tan fría en invierno, y además el clima en Melbourne es muy bipolar.

StudyUp: ¿Cuéntanos una anécdota que hayas vivido en Australia?Cinthia: Cuando fui a Grampians con un grupo de amigos nos perdimos buscando un mirador. Tomamos el camino equivocado, nos quedamos sin señal, sin batería en los celulares y ya había oscurecido. Fue chistoso porque durante la hora que estuvimos perdidos hubo como un choque de culturas a la hora de encontrar una solución. Por ejemplo la chica de Korea del Sur con la que estábamos propuso que buscáramos alguna forma de conectarnos a internet para encontrar la salida, y mientras tanto, una de las colombianas nos invitó a cantar para que nos relajáramos (risas). Al final hicimos una conexión muy chévere y nos divertimos.

2 Comments

  1. 30 Agosto, 2019 at 3:22 am

    Gracias, Cinthia por contar esta bonita experiencia esto me ha hecho pensar que los viajes nos recuerdan que cuando viajamos nos expandimos por dentro y terminamos dandonos cuenta que el mundo cabe en nuestro corazon. abrazos 🙂

  2. Gonzalo de Cossío-Reply
    30 Agosto, 2019 at 4:36 am

    Me encanta que sigas tus instintos! De eso se trata amiga! Dale con todo y más!

Leave A Comment